DESCRIPCIÓN DEL BLOG:

Es un blog literario dedicado íntegramante a destacar la figura de Heberto Padilla, escritor, poeta y hombre de pensamiento dentro del marco de las letras cubanas, así como, develar la génesis y las consecuencias dentro de la cultura hispana y universal del llamado Caso Padilla. Es nuestra intención acopiar documentos éditos e inéditos sobre el particular a modo de esclarecer las circunstancias que rodearon este momentum histórico y preservarlo como legado a las generaciones más jóvenes de escritores, poetas y artistas cubanos e hispanohablantes en general.

domingo, 13 de mayo de 2012

CRONICA DE DOMINGO

RAUL RIVERO: Nadie borra a los auténticos

Madrid – Los 30 años de la revista Linden Lane, fundada en 1982 por los escritores Belkis Cuza Malé y Heberto Padilla, que se celebran con un número especial esta primavera, son una hazaña intelectual, una demostración de pasión por la cultura cubana. Y es también, cómo no, un inventario plural y desprejuiciado en el que aparecen los nombres de decenas de hombres y mujeres que tuvieron que salir a vivir y a hacer su obra lejos de la geografía de su país.
Cuza Malé, la poetisa, periodista y pintora de Guantánamo, ha llevado en sus travesías y cambios de casas en Estados Unidos, las claves de esa publicación en sus carpetas. Ella ha trabajado por las páginas de la revista con la misma fuerza que la asistió para presentarla junto a su esposo Padilla (fallecido en el año 2000) en Princeton, en medio de una papelería de textos originales firmados por los más importantes autores llegados al exilio y de ilustraciones que enviaban los artistas plásticos.
Gracias a la autora de Juego de damas y Poemas de la mujer de Lot existe ese sitio que, como dijo alguien, es una casa de papel y tinta para los artistas que tienen que buscar en los sueños borrosos los techos de sus casas originales o reconstruirlas de memoria a partir de fotos que también comienzan a cambiar de color.
Este número de Linden Lane Magazine permite, además, una categoría de encuentros especiales –a partir del arte y la literatura– con muchos amigos que, al decir de Belkis Cuza Malé, se han mudado a otra dimensión.
Hay recuerdos, respeto y admiración para todos, pero en Madrid, la llegada de la revista y su aniversario, ha convocado la obra y la vida de un poeta, Gastón Baquero, que hizo en silencio esa mudanza, hace ahora 15 años, en el mes de mayo de 1997.
Su poesía, oculta, disimulada, mandada a borrar por órdenes lejanas, no sólo está presente en la literatura española contemporánea. Fue su libro Memorial de un testigo, en 1966, cuando el poeta era un exiliado sin nombre y sin sombra en esta ciudad, el que le hizo recobrar su identidad y le devolvió el esplendor que le había acompañado en Cuba y tenía destello desde su Banes natal hasta el Paseo del Prado.
Después de una etapa en que se le quiso matar de olvido, su poesía lujosa y honda, su periodismo y sus ensayos literarios, lo devolvieron a su sitio. Y su sitio era su espacio en la calle Antonio Acuña. Allí lo que hizo fue escribir las piezas de otros dos libros que ningún burócrata, ninguna envidia y ninguna ideología podrá esconder. Los libros son Magias e invenciones y Poemas invisibles.
No sé si es verdad que el poeta decía que para ver a Cuba no necesitaba asomarse a una ventana. Sólo tenía que cerrar los ojos. Y los cerraba como quedarse tranquilo, sin vanidades, ni sueños de grandeza, con el rumor de sus versos.
EXTRAÍDO DE: EL NUEVO HERALD

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/05/13/1200871/raul-rivero-nadie-borra-a-los.html#storylink=cpy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada