DESCRIPCIÓN DEL BLOG:

Es un blog literario dedicado íntegramante a destacar la figura de Heberto Padilla, escritor, poeta y hombre de pensamiento dentro del marco de las letras cubanas, así como, develar la génesis y las consecuencias dentro de la cultura hispana y universal del llamado Caso Padilla. Es nuestra intención acopiar documentos éditos e inéditos sobre el particular a modo de esclarecer las circunstancias que rodearon este momentum histórico y preservarlo como legado a las generaciones más jóvenes de escritores, poetas y artistas cubanos e hispanohablantes en general.

jueves, 4 de agosto de 2016




El Nobel hizo una defensa de la democracia
Vargas Llosa: "Todas las utopías nos han traído fracasos"




   

"Camarada, tú eres un subhombre", le dijo de golpe un compañero de célula. Corría 1953 y Mario Vargas Llosa, con 18 años, militaba en Cahuide, la chapa del clandestino Partido Comunista Peruano, durante la dictadura de Manuel Odría. Con el marxismo no tenía dudas, pero no podía tragarse el realismo socialista en la literatura. El prefería al poeta W. B. Yeats. Mientras lo defendía fue cuando su camarada lo insultó. Fue una de las razones por las cuales terminó abandonando el partido, pero le costó dejar el ideario. Casi 20 años demoró en desilusionarse del socialismo. "Todos los intentos por arraigar las utopías en sociedad nos han traído fracasos", dice hoy Vargas Llosa.
Lo dijo ayer, de hecho. Ante un repleto auditorio de la Biblioteca Nicanor Parra, de la Universidad Diego Portales, el Nobel peruano pronunció la clase magistral "De la utopía a la libertad" al recibir el grado de Doctor Honoris Causa de dicha casa de estudios. Al presentarlo, el rector de la universidad, Carlos Peña, dijo: "Su obra ha ayudado a generaciones y generaciones de lectores a mantenerse incrédulos ante el poder".
Figura central de la narrativa latinoamericana de los últimos 60 años, Vargas Llosa también ha sido uno de los más activos escritores en el devenir de la política de la región. Fue de ese ámbito de su trayectoria del que echó mano ayer: "Les contaré mi trayecto ideológico desde que era un adolescente hasta la actualidad", dijo, y se lanzó a dar un testimonio que en 40 minutos no recurrió a apuntes de ningún tipo.
Bañado en mugre
Tras sus años en Cahuide, contó, el socialismo volvió a maravillarlo con la Revolución Cubana: "Nos deslumbró". Visitó la isla por primera vez en 1962, para cubrir como periodista la Crisis de los Misiles, y quedó hipnotizado: "Vi un país que parecía vivir en el fervor de la igualdad. Era una revolución libertaria", contó. Lo primero que despertó sus sospechas fueron las Unidades Militares de Ayuda a la Producción, virtuales campos de detención cubanos por los que Vargas Llosa le escribió una carta al propio Fidel Castro. Este lo recibió a él y otras personas para calmar sus dudas: de ocho de la noche a ocho de la mañana les habló. Al escritor no lo convenció.
El quiebre final es conocido: el Caso Padilla, en 1967. Vargas Llosa protestó ante la detención del poeta Heberto Padilla, supuestamente un contrarrevolucionario, y ya para siempre se acabó su adhesión al socialismo. "Fui bañado en mugre", dijo recordando esos años. "Pero recuperé un espacio de libertad que no sabía que había perdido. Nunca desde entonces he dejado de decir lo que pienso", aseguró. Estar en Londres en los años de Margaret Thatcher lo convirtió definitivamente al libre mercado: "Thatcher fue un vendaval revolucionario que sacudió la fibra más íntima de ese país. Nunca lo olvidaré".
Según Vargas Llosa, su ruta política es también la de su continente: "De cierta forma, es la evolución que ha vivido la propia América Latina (...). Por primera vez nuestros gobiernos tienen, con excepción de Cuba y Venezuela, un consenso democrático y a favor del libre mercado", sostuvo. Las sociedades perfectas que persiguen las utopías, añadió, no son posibles. "Solo el arte puede alcanzar la perfección", deslizó.

 TOMADO DE: http://impresa.elmercurio.com/Pages/SearchResults.aspx?ST=CUBA&SF=&SD=&ED=&NewsID=400238&IsExternalSite=False

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada